Te regalo una historia…Antonietta y Maria Cristina, Loverciano

14 marzo 2022
Image


Todo empezó cuando, en 2020, descubrimos con dolor que no podíamos ir al Meeting.

Esta cita siempre ha sido para nosotros de fundamental importancia, una inmersión guiada en los problemas de nuestro tiempo, una panorámica en la belleza y en la fecundidad de la fe, un ser reposicionadas ante lo cotidiano, el trabajo y los compromisos. ¡Y cuántos encuentros, continuados a lo largo del año, a veces se han convertido en profundas amistades! Pensando en toda esta riqueza, hemos intuido que la nueva circunstancia aparentemente desfavorable podía convertirse en una oportunidad.

Nos pusimos delante de los ojos lo que era el Meeting para nosotras: los encuentros, la compañía de los amigos, las exposiciones, los diálogos, los testimonios... es increíble el valor añadido de un encuentro escuchado juntos, de una exposición vista juntos. Así que miramos a nuestro alrededor.

Pensamos que Loverciano, hermosa villa del ‘700 situada aquí en Cantón Ticino e históricamente dedicada a obras benéficas, podría convertirse en un lugar para ofrecer a quien, como nosotros, deseaba seguir el Meeting, sin perder ninguna de sus dimensiones.

Se formó rápidamente un grupo de voluntarios que garantizaron el buen funcionamiento de las conexiones tecnológicas y cuidaron del restaurante. Hemos esbozado un pequeño programa a partir de la gran oferta del Meeting, guiados por el deseo de reencontrarnos con grandes amigos conocidos y de abrirnos a la propuesta del año, siempre con un corte que remita a la naturaleza del lugar que nos hospedaba.

Al no poder seguir el concierto online, hemos pensado en ofrecer un momento en vivo, gracias a una amiga pianista y a la providencial compra de una media cola de segunda mano.

Nos dimos cuenta de que de esta manera el Meeting se había vuelto accesible también para algunos amigos que, por razones de edad y salud, ya no podían ir a Rimini.

Es la razón por la que el año siguiente, en 2021, aun pudiendo revivir el Meeting finalmente en presencia, decidimos volver a proponerlo aquí, dando espacio también a otras realidades locales, cuyo objetivo y espíritu están en sintonía con las razones del Meeting.

Fue interesante, por ejemplo, a la luz de la exposición sobre Tolkien, escuchar del director de la escuela media Parsifal de Lugano, las razones educativas que llevaron a elegir la lectura del Hobbit y a invertir tiempo en un trabajo profundo sobre este libro.

 

Esto nos hace reflexionar y desear que nuestra contribución pueda continuar también en el futuro, ofreciendo la posibilidad de vivir el Meeting en presencia y al mismo tiempo invitando a vivirlo a distancia

 

Image
Antonietta y Maria Cristina, Loverciano